28.7.06

Y dale... Pataletas deplorables.

No soy una persona religiosa. No obstante, respeto los criterios y valores (siempre dentro de unos límites) de aquellos que si lo son. Lo que me resulta más difícil de aceptar es que sean estos últimos (los religiosos -o cuanto menos parte de este grupo-) los que traten de imponer sus pareceres porque sí en la sociedad como si por ellos se debiera regir, sin atender a que, precisamente, es la religión la que debe adaptarse a las condiciones socio-legales. No debe ajustarse la Ley a las premisas categóricas de la religión; al contrario: la libertad de culto quedará amparada (al tiempo que ovedecerá) al marco legal normativo.
A razón de lo comentado, es posible que cualquiera que tenga un punto de vista en la línea del mío se estremezca cada vez que tenga noticia de declaraciones tales como las que el arzobispado de Madrid ha realizado tras enterarse de que Gallardón se dispone a casar a una pareja... De homosexuales, por supuesto.
"La verdad sobre el matrimonio debe ser respetada y promovida por la legislación civil y no son aceptables ni las equiparaciones de las llamadas uniones homosexuales con el verdadero matrimonio, ni mucho menos una definición legal del mismo, como ocurre en la vigente legislación española", dijo el arzobispado, como si su condición y catdaura moralista le permitiera juzgar por encima del bien y del mal lo que es digno y correcto y lo que resulta obsceno y reprochable.
"Esta doctrina obliga a todos los fieles católicos, incluidos los políticos católicos según la responsabilidad que les es propia, a tener especialmente presente que todo reconocimiento legal, teórico y práctico de las llamadas uniones homosexuales contribuye a ofuscar valores fundamentales que no sólo pertenecen a los creyentes, sino al patrimonio común de la Humanidad"... ¿Patrimonio común de la Humanidad? Ah, es verdad, que una persona homosexual no puede permitirse tener los mismos derechos que una heterosexual a pesar de soportar las mismas obligaciones. En eso debe consistir su "Patrimonio de la Humanidad".
Señores del arzobispado: ¿hace falta que les diga por dónde pueden meterse su "humanidad"?
Una pataleta más...
Alejandro Serrano Sànchez.

2 comentarios:

nacho valenciano dijo...

Hola Alex!
Es cierto que una persona por tener un alto cargo religioso,ya se Obispo,Arzobispo o el mismimisimo Papa no pueden juzgar sobre lo q está bien y lo que no lo está.Me da mucha rabia que algunos cargos religiosos hablen siempre de que somos unos pecadores,que sabran ellos de lo que es la vida en si,con o sin pecados.Estoy dejando un poco de lado el tema de la homoxesualidad,es un tema que yo respeto...no puedo aportar mucho más.Estoy trabajando y no me puedo concentrar y profundizar asi que lo dejaré aquí.Un abrazo

Àlex S. S. dijo...

Gracias por participar, Nacho. Así es, estoy contigo. Además, sus comentarios suponen un lastre sociomoral para las personas que siendo religiosas no comparten tales argumentos.
Por suerte, las personas ( e independientemente de que sean o no religiosas), poseen la capacidad de determinar sus criterios más allá de lo que algunos digan o hagan.