7.3.08

Isaías Carrasco.

Sin aliento, pero siempre con ansia; ansia de sangre, de muerte. Sin escrúpulos, pero siempre con intenciones; pretenciosos motivos asoman.
Cuatro no eran suficientes... Uno más necesitaban; más aún se regocijan, en su fiesta manda el arma.
Isaías Carrasco, lo siento de corazón.
Alejandro Serrano S.

2 comentarios:

Carme Sànchez dijo...

Alex, necesito tu e-mail!!!
Saludos!

Àlex S. S. dijo...

alserranosz@hotmail.com
Saludos!!