16.4.08

El pueblo italiano.

El pueblo italiano ha hablado. Con una participación que supera el 80%, Berlusconi, en coalición con una creciente (y preocupante) ultraderecha, se ha impuesto al bloque progresista que engloba las tendencias de izquierdas.

Que Berlusconi, posiblemente uno de los personajes europeos peor valorados, haya sido escogido por los votantes (con toda la legitimidad del mundo, evidentemente) a pesar de sus formas, su arrogancia, su coja política pública, sus alusiones machistas y xenófobas y los frecuentes escándalos que se le apuntan, plantean un panorama a mi juicio poco esperanzador; sobretodo teniendo en cuenta que posiblemente, más que un "a pesar de", el voto de esos italianos que lo han escogido se basa en un "por" o en un "gracias a".

Esperemos que me equivoque.




Alejandro Serrano S.

4 comentarios:

pau dijo...

A los italianos hay que entenderlos, a la mayoría les falta un mínimo sentido democrático.
El que se presentaba como socialdemócrata es un corrupto y mafioso, así no es extraño que los demócratas no voten. Y el resto, pues han votado a un tipo que ensalza la corrupción y que abomina públicamente del Estado de derecho.
Italia es un país donde todavía la mafia es institucional, donde solo si eres capo puedes ser alcalde de su mitad, donde la basura se entierra en cualquier sitio por estar controlada por la mafia, etc.
No olvidemos que el reino de Nápoles, que era el más rico de Italia, fue pasado, hace poco más de cien años, a cuchillo por los piamonteses dirigidos por Garibaldi, el héroe italiano. Se calcula que murieron la mitad de napolitanos.
¿Qué se puede esperar de un país como ese?

Àlex S. S. dijo...

Contundente.
No obstante, esperemos que la inercia europea arrastre a Italia con el fin de aclimatarse a un sistema social más consciente en este sentido. No quiero juzgar a los italianos, pues al fin y al cabo su postulado es tan legítimo como cualquier otro.
Después de todo, nosotros hace unas décadas teníamos un panorama aún más negro. Eso sí, la reacción de consciencia social era mucho mayor aquí entonces que en Italia ahora. Creo yo.

Rafa dijo...

es curioso este fenómeno alex.
es como si en españa hubiera ganado otra vez azanr después de 4 años de zp.
seguramente los italianos tengan el gobierno que se merecen y quizás no se den cuenta de la pérdida de servicios sociales y de la mayor desigualdad entre ricos y pobres que berlusconi llevó y va a llevar a cabo.
pero creo que hay que hacer una profunda reflexión de porque se ha llegado a este punto.
Y en esta reflexión algo de culpa por no decir toda la ha tenido la izquierda.
el querer gobiernar de cualquier manera sin la fuerza suficiente ha dañado gravemente la imagen de la izquierda italiana.
Y creo que aquí en Catalunya deberíamos analizar este fenómeno de cerca por si acaso con el tripartit......
un saludo

Àlex S. S. dijo...

Sin duda, los principales artifices de la derrota de la izquierda en Italia han sido los propios partidos de izquierdas, que con su talante poco conciliador de posicionamientos y con eso de no bajarse del burro para nada se han acabado poniéndo en jaque los unos a los otros. Sobretodo los partidos que entienden que su izquierda es "más pura" (evidentemente, lo de más pura es ironía; son grupos de menos fuerza política y que a la postre acaban revelando con su actuación más bien un afán de protagonismo desmedido que a mi juicio les hace perder el norte).
Esos problemas no los tiene la derecha. Por lo menos no en la misma medida. Sólo hay que ver lo que ha pasado en Italia, donde fuerzas de contenidos radicalmente opuestos en muchos aspectos y por naturaleza y fin enfrentadas, pactan de la manita sin despeinarse. Total, derecha es derecha.